Connect with us

Uncategorized

“Salvador Allende no es un mito sino una fuerza que está viva”

Published

on

La hija del presidente Salvador Allende, Isabel (Santiago de Chile, 1945), rememora hoy a 47 años del golpe de estado en Chile, las horas previas y posteriores al bombardeo de La Moneda. Agradece la trascendencia internacional que ha tenido el legado de su padre y es optimista respecto del proceso de cambio constitucional que se inicia próximamente en ese país, en el próximo plebiscito del 25 de octubre.

¿Cómo recuerda los días previos al 11 de septiembre?
El 10 de septiembre, junto a mi madre Tencha, veníamos regresando de México, porque habíamos ido a entregar nuestra solidaridad a nombre del presidente Salvador Allende, debido al reciente terremoto que había sufrido ese país. Esa noche fui a cenar a Tomás Moro —la casa presidencial donde vivían mis padres— y llevé muy orgullosa mis regalos traídos desde allá para mi padre. Entre ellos, dos chaquetas de verano. Mi padre interrumpió la conversación que tenía con sus asesores para probárselas en el baño. Espontáneamente dijo: “Espero alcanzar a usarlas”. Me sorprendí al oírlo y apenas logré musitar: “¿Tan mal estamos?”. El Chicho —sobrenombre familiar de mi padre— intentó tranquilizarme.

En la cena de trabajo estaban varios colaboradores, entre ellos Orlando Letelier, Carlos Briones, Augusto Olivares y Joan Garcés. Todos discutieron el plebiscito que pensaba anunciar el presidente —el mismo día 11— para salir de la grave crisis política que vivíamos. Intentamos que la cena fuera normal, pero varias veces fue interrumpida por diferentes llamadas con datos alarmantes de desplazamientos de tropas y otros rumores. Al despedirme de mi padre me llamó la atención que pidiera que me escoltara un coche, pues sabía muy bien que andaba siempre sola y sin protección. Me fui en mi propio auto. Esa noche me dormí agotada.

¿Y ante esa situación de incertidumbre, usted qué hizo al día siguiente?
Las llamadas comenzaron muy temprano el 11, pero no contesté porque estaba cansada y no quería oír más rumores. Finalmente, una llamada de Patricia Espejo, que trabajaba junto a mi hermana Beatriz, Tati, en la secretaría privada de La Moneda, me advirtió que había golpe y que mi padre ya estaba en el palacio presidencial. Sin pensarlo dos veces, me vestí muy rápido. Tal como había convenido con quien era mi marido —después del intento de golpe conocido como el tanquetazo— me dirigí hacia La Moneda y él se llevó a mis dos hijos. No fue fácil llegar hasta allá. Logré dejar mi auto a un par de cuadras y entré faltando pocos minutos para las nueve de la mañana. Como mi vehículo no tenía radio, durante el trayecto no escuché ningún bando militar. Hasta ese momento, carabineros patrullaban las calles y al identificarme como la hija del presidente me dejaban pasar.

 

HABÍA UN GRAN CONTRASTE ENTRE SU DECISIÓN DE QUEDARSE Y COMBATIR, PARA DAR UNA LECCIÓN MORAL A LOS “TRAIDORES QUE ROMPÍAN LA LEY” Y LA SERENIDAD CON QUE CONDUCÍA Y SE PREOCUPABA DE TODOS LOS DETALLES DE LA DEFENSA

Es imborrable para mí la cara de sorpresa de Tati (Beatriz) cuando me vio entrar. Ella me pidió que me retirara a Tomás Moro (la residencia particular de la familia Allende), que creía era un lugar seguro. Me negué. Más tarde, fue bombardeada aunque en ella sólo estaba mi madre. Al ingresar en la oficina de Tati hablé con Eduardo Paredes, quien intentó convencerme que me fuera porque “esto será hasta el final”.

¿Y qué pasó cuando el presidente las vio?
En el rostro de mi padre advertí una mezcla de sorpresa e incredulidad cuando me vio, junto con lo que creo era una íntima satisfacción de sentirse cerca de sus dos hijas, aunque nuestra presencia le perturbaba profundamente.

Poco después, nos reunió a todos los presentes en el salón Toesca. Recuerdo de sus palabras la decisión de quedarse en La Moneda, porque era el lugar que le correspondía a un presidente constitucional. Dijo que él no iba a dimitir y que había rechazado las ofertas de abandonar el país. Pidió, en cambio, que sus asesores dejaran Palacio, ya que no estaban entrenados para usar armas y porque el mundo debía conocer lo que pasaba. Estaba muy preocupado por proteger a aquellos que consideraba que no debíamos quedarnos.

Había un gran contraste entre su decisión de quedarse y combatir, para dar una lección moral a los “traidores que rompían la ley” y la serenidad con que conducía y se preocupaba de todos los detalles de la defensa. Mi hermana y yo tuvimos varios diálogos muy difíciles con él, quien primero nos pidió, luego nos rogó y, después, con desesperación, nos ordenó salir ante nuestra resistencia. Finalmente, con mucho dolor, accedimos. Él estaba convencido que respetarían su solicitud de un vehículo militar para alejarnos de La Moneda. Al salir vimos que no sólo no había ningún vehículo, sino que el silencio y la soledad eran totales. Todas las tropas que atacaban el palacio se habían retirado. Alcanzamos a cruzar al otro lado, cuando comenzó el bombardeo, y nos alejamos en dirección opuesta a Palacio, en medio de tiros aislados. Intentamos quedarnos en un hotel, pero lo abandonamos al escuchar un boletín informativo urgente de una radio que decía: “Frente a la resistencia encontrada en Tomás Moro, la Fuerza Aérea se ha visto obligada a bombardear”. Las lágrimas que no pude contener, pensando en mi madre “la Tencha” que estaba sola, nos delataron.

ABANDONAMOS EL PAÍS UN SÁBADO 15 DE SEPTIEMBRE POR LA NOCHE, EN MEDIO DE UN GRAN DESPLIEGUE MILITAR Y UNA GRAN TRISTEZA. NUNCA PENSAMOS QUE EL EXILIO IBA A DURAR CASI 17 AÑOS

¿Cómo abandonaron La Moneda?
Habíamos salido seis mujeres y por alguna razón nos perdimos y sólo quedamos cuatro: Tati, Frida Modak, conocida periodista de televisión, Nancy Julián, cubana y esposa del presidente del Banco Central que estaba en La Moneda, y yo. Caminamos hasta la calle Santa Lucía. Allí hicimos autoestop, con la suerte que se detuvo un vehículo grande. Subimos diciendo que éramos secretarias y que no teníamos nada que ver con lo que pasaba. Nos llevaron hasta la Plaza Italia, donde había un fuerte control militar y por primera vez vimos gente detenida, caminando con los brazos en alto. Mientas un militar revisaba los documentos del conductor, Tati, con un embarazo de siete meses, fingió tener contracciones, lo que nos permitió pasar sin más contratiempo. Más allá, por indicación mía, nos bajamos y, por una corazonada, me acordé de una compañera de trabajo que vivía cerca. Aunque nunca había estado en su casa, nos recibió con enorme cariño y preocupación.

¿Y cómo se enteró de la muerte de su padre?
Allí establecimos los contactos telefónicos. Poco a poco nos enteramos que Tencha estaba a salvo: entre bomba y bomba logró salir. Más tarde supimos de la muerte del Chicho y también de la de Augusto Olivares, a través de Danilo Bartulín, del equipo de médicos que estaba en La Moneda y al cual dejan libre tras el ataque, aunque después lo vuelven a detener. Pasamos una noche de gran tristeza, todas con el alma encogida. No hay palabras para describir ese dolor.

¿Y cómo inicia usted el camino hacia el exilio?
Los sufrimientos siguieron al día siguiente. Después de complicadas negociaciones dijeron que nos autorizarían a asistir al entierro de Salvador Allende. Pero como usaron ese pretexto para atacar la Embajada de Cuba —mi hermana estaba casada con Luis Fernández, cubano y ministro consejero—, y habían herido en una mano el embajador, resolvimos con Tati que no iríamos. Sentimos más dolor e impotencia. En la tarde vino un jeep militar con mi cuñado para buscar a Tati, porque se decretó la expulsión de los cubanos. Allí acordamos con ella que llamaría al embajador de México. No tardó en aparecer con un salvoconducto —estaba prohibido circular— que le autorizaba para recoger a “Isabel Allende e hijos menores”. Nos fuimos con Frida y Nancy, temiendo que en cada uno de los muchos controles nos descubrieran; pero la serenidad y presencia del Embajador de México, Gonzalo Martínez, permitió que llegáramos a salvo.

Después salimos con el embajador a buscar a Tencha, la cual estaba muy dolida con todo lo que había pasado, y a pesar de todo, pudo asistir al entierro anónimo de mi padre, en el Cementerio Santa Inés de Viña del Mar, en el mausoleo de la familia Grove Allende. Ella siempre dijo durante años que no sabía si efectivamente el que estaba en ese ataúd cerrado era Salvador Allende. Nos costó mucho convencerla que se fuera a la embajada con nosotros, porque deseaba quedarse en Chile y denunciar lo que pasaba. Abandonamos el país un sábado 15 de septiembre por la noche, en medio de un gran despliegue militar y una gran tristeza. Nunca pensamos que el exilio iba a durar casi 17 años y que, en mi caso, 15 años después, el 1 de septiembre de 1988 —año del plebiscito— entraría a Chile desde Buenos Aires, con amenaza de deportación primero, una multa a Aerolíneas Argentinas y, en pleno vuelo, la sorpresa de un decreto que estableció el fin del exilio.

¿Cómo cree usted que el mundo recuerda a Salvador Allende?
Con la perspectiva que sólo otorga el paso del tiempo, es indudable que Salvador Allende supo expresar en su aproximación a la política algunas de las más esenciales virtudes de un líder. Fue tolerante sin dejar de defender los principios por los que luchaba, adhiriendo a la doctrina del Partido Socialista de Chile, pero desechando toda visión esquemática y simplista.

Planteaba “la vía chilena al socialismo” construyendo un camino al socialismo en democracia, pluralismo y libertad, a partir de la legalidad vigente y de acuerdo con la idiosincrasia e institucionalidad chilena. A diferencia de los llamados socialismos reales, este modelo enfatizaba la participación, el pluralismo y las libertades, con una concepción de un Estado democrático, que situaba el centro de las preocupaciones en la igualdad social.

¿Y cómo ve el 11 de septiembre de 1973 el Chile de hoy?
Hoy, ad portas del Plebiscito de octubre, donde podremos definir la realización de una nueva Constitución para Chile, esperando que gane la opción del Apruebo y podamos realizarla a través de una Convención Constituyente y paritaria, que garantice una verdadera protección social y un Estado de Derechos, recuerdo nuevamente la iniciativa de mi padre por contar con una carta magna hecha en democracia, con la aprobación de todas y todos. Como familia Allende Bussi agradecemos a todos los que han recordado a Salvador Allende, con distintos homenajes y manteniendo viva su memoria. Rescatar nuestra historia y proyectarnos con fuerza hacia el futuro es una tarea prioritaria. Salvador Allende no es un mito sino una fuerza que está viva, de cara al siglo XXI. Su confianza en Chile y su destino, representan su estatura moral, la de un presidente que prefirió entregar su vida por la democracia. (EL SALTO)

Continue Reading
Click to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Uncategorized

María Cristina, me quiere gobernar….

Published

on

By

Columna: Edgar Pérez | Así nos vemos

Ya basta de tantas mentiras, de tanta burla, de tantos excesos por parte de las actrices y actores políticos, ahora la sorpresa la dieron el “bien recordado” Raymundo King quien vocifera que se registró en la interna por Morena para buscar la Presidencia de Othón P. Blanco. Con que méritos?,  con que trabajo?, con que resultados?, salio  huyendo  de Chetumal, casi apestado fue a guardarse, a ocultarse en Cancún llevando su costal de problemas personales y a vivir de sus recuerdos.

Después de haber sido uno de los consentidos de Beto Borge, de haberlo traicionado, de abandonarlo, eso no habla bien de un amigo, la amistad debe estar  por encima de las buenas y las malas. Ahora retorna a Chetumal preocupado porque el PRI no puso candidato y su moral, su conciencia y sus costumbres no lo dejan dormir por ese aberrante hecho; se inscribió en la clandestinidad, en solitario ya que ese es su nuevo destino. Hágame el favor, ya no ganaría ni como rey feo del carnaval que no hubo. El primer chasco que se llevó es que nadie fue a aplaudirlo en su retorno a esa ciudad.

Por el lado de las féminas,  Cristina Torres soberbia, petulante, ahora pretende curarse en salud y a las que ayer ofendía, se burlaba, las satanizaba, les señalaba criticaba sus errores, hoy las besa y las abraza, me refiero a la bancada de Morena. Sabedora que su comportamiento tiene apantallada a la modocita de Paula Pech y a Luis Fernando Chávez . Es increíble ver la facilidad con que se despojan de colores y siglas e inmediatamente se hacen body paint con sus nuevos colegas.

Seria formidable que las militancia de los Partidos no acepten a los chapulines arribistas que solo vienen por la sombra y el cobijo que les permita escalar posiciones y seguir con su modus vivendi. Cristina no cumple con los requerimientos de Morena, de no mentir, no robar, no traicionar ya que su actuar siempre ha estado ligado con manejos turbios, sucios que le han permitido hacer su carrera política. Que agradable fuera que se quedara reprobada en la aduana de las encuestas, así se dará bien cuenta que cuando engañan duele…

Generó desde la Desarrolladora de la Riviera Maya, múltiples órdenes de despojo a habitantes de la Colonia Colosio, fue Secretaria del Ayuntamiento y el sistema la premió por sus “enormes contribuciones “, otorgándole su patente de Notario. Al poco tiempo, después de llenar sus alforjas y asegurar su futuro, abandona al PRI para que la arrope el PAN y empieza a navegar bajo esas siglas, que la visten de Presidenta Municipal y diputada local.

Al terminar su Presidencia dejó una secuela de “regalos”  para la gente, como la autorización de los benditos  parquímetros, otorgó permisos a cooperativas para la operación de los peligrosos y suicidas  moto taxis, la gente rumora que posee varias concesiones, se iniciaron los ya famosos cobros de piso, la inseguridad se volvió galopante, invasiones, homicidios, levantamientos de gente todo un catálogo de “buenas acciones”.

Como  legisladora nunca legisló, se dedicó a limpiar parques, recoger basura, barrer las calles, limpiar las playas, levantar sargazo y criticar 24 horas las obras y acciones de Laura Beristaín, tenía como Corista a Lili Campos; solo faltó que  colocara su curul en uno de los kioscos de Villas del Sol hasta que  fue advertida por  su séquito de “prófugas de la batea”, que su  Servicio Social había concluido.

Nunca se ha significado por su humildad y sencillez, carga con un cinismo bárbaro, con total desfachatez atraviesa las fronteras partidistas y se incrusta en el corazón de Morena, como sino pasará nada, como una recién llegada sin pasado y sin historia.  Que evos y no morales…

Apelo a que la molestia e inconformidad que genera su arribo, no le permita mostrar su altivez sino que se ponga en lista de espera. Algunos románticos piensan que es jugada de CJ para dividir a Morena, usted que opina? Pasara el filtro de la militancia o tendrá una vida efímera como la cigarra, que canta, canta hasta que se muere..

Morena se está convirtiendo en un basurero político,  todos los rechazados son bien recibidos, con puertas abiertas, los recicla y luego los trata de vender como héroes y mártires que se sacrificaron por sus ideales, solo faltó que digan que andan en la búsqueda del eslabón perdido…

Mejor seguiré caminando y cantando “María Cristina me quiere gobernar y Morena le sigue, le sigue la corriente, porque no quiero que diga que la gente, que la deschavetada de María Cristina me quiere gobernar…

P.d. Comentan que los apagones del servicio eléctrico, se deben a los “registros ocultos” de Morena, como el de Raymundo King…..

Continue Reading

Uncategorized

La Derecha tiene miedo

Published

on

By

Sergio Lugo

La Derecha del PRI PAN y PRD tienen miedo porque saben que van a perder en las siguientes elecciones, tanto a nivel diputaciones federales, así como la mayoría de las gubernaturas, las presidencias municipales y diputaciones locales.

El peor error de ellos fue aliarse de manera descarada, ya que el pueblo no perdona los errores de Vicente Fox, Felipe Calderón ni de Peña Nieto. Todos ligados a esos partidos, junto con el PRD que se volvió un cascajo luego de que sus principales dirigentes de Izquierda abandonaran ese partido, precisamente porque la cúpula se alió con Peña Nieto, vía el Pacto por México.

El Presidente López Obrador goza una muy alta popularidad, a pesar de la pandemia y de la crisis mundial, él y su gabinete han salido airosos, porque no se han endeudado en el Fondo Monetario Internacional, principal organismo neoliberal.

El gobierno tiene suficiente dinero debido a la austeridad republicana que pregona el Presidente, donde todos sus principales colaboradores se han bajado el sueldo pero también han recortado muchas dependencias que solo servían para la burocracia.

Junto a eso, Morena el partido de López Obrador goza de una alta simpatía con la gente, en todas las encuestas van arriba, salvo en Querétaro y Guanajuato, y junto con el PT (y desafortunadamente con el Verde) se vuelve una coalición casi indestructible.

La alianza maldita la conforman los partidos: PRI PAN PRD junto con el sector empresarial más neoliberal, y una parte del clero, el más fanático, ellos harán un dispendio de recursos para tratar de sacar el mayor número de votos en las próximas elecciones.

Están desesperados porque ya perdieron la presidencia de la República en 2018 y tratan de recuperarla, primero en estas elecciones intermedias, y después apostarán todo en el 2024, pero recordando a un viejo priísta, su “caballada está flaca”, no tienen ningún cuadro competitivo, ya que Ricardo Anaya es como el sargazo de las playas de Quintana Roo.

Y hablando de este bello estado del Caribe, el gobernador priísta Carlos Joaquín, (pero que ganó bajo las siglas del PAN en alianza con el PRD) está frustrado porque va perder la gubernatura y se la va entregar a Morena en el 2022. Ya lo dijo Ricardo Monreal hace poco más de un año: “Quintana Roo huele a perfume de mujer”.

Pero eso no es lo peor, también Morena (posiblemente en alianza con el PT y el Verde) volverá a ganar los ayuntamientos de Benito Juárez (Cancún) y Solidaridad (Playa del Carmen), todas las encuestas serias así lo confirman.

En el caso del municipio de Puerto Morelos, se ha dicho que se negoció para que Morena y el PT apoyen al Verde para la alcaldía.

Tulum es gobernado por el PRD en alianza con el PAN y también es muy probable que se pinte de vino para las siguientes elecciones, gracias a una joven diputada.

Cozumel es el bastión histórico del PRI pero está en riesgo de perder, en manos de Morena (con mujer), tal y como sucedió en Atlacomulco, Estado de México, en 2018.

Chetumal la capital, aunque se encuentra en la punta sur del estado, actualmente es gobernado por Morena y va a retener el poder.

Por tal motivo, resulta increíble que Carlos Joaquín quiere mantener el semáforo naranja sólo en la zona norte del estado, justamente donde se ubican dichos municipios. El mandatario está tan aferrado al poder que se dice que mandará a semáforo rojo, justamente para que los candidatos de Morena no puedan hacer campaña en las calles.

A pesar de eso, resulta contraproducente, porque ahora tenemos el poder de las redes sociales.

Veamos el caso de Solidaridad, donde hasta el momento se dice que se llegó a un acuerdo para que la candidata de Morena sea mujer, por lo que se han apuntado Laura Beristain, las Regidoras Bárbara Delgado y Luz Elena Muñoz, así como Alondra Name, hija de la ex Regidora de Morena Norma Angélica Ríos, quien en 2018 apoyó al PAN.

En el caso particular de Laura Beristain, es la actual alcaldesa y busca su reelección. Tuve la oportunidad de caminar junto a ella, en la campaña de 2018, ahí constaté lo que siempre cuenta un amigo: su forma de hacer campaña, la cual consiste en estar estar con la gente, abrazarla, apapacharla, llorar con ella, ser empática; por eso, con ironía, mi camarada decía que no avanzábamos ni una cuadra porque ella se quedaba platicando con la gente; y así ganó, pese a los intentos de fraude del PAN.

A eso le tiene miedo el gobernador Carlos Joaquín (y los Conservadores en general), y su mejor pretexto es la PANdemia, y así mandarnos al semáforo rojo (o mantenernos en naranja), exactamente como lo ha hecho Héctor Astudillo, gobernador del PRI en Guerrero, estado donde también arrasará Morena.

Así de grande es el miedo de la Derecha.

Laura Beristain ha trabajado de la mano con el gobierno de López Obrador, demostrando que aquí se lleva a cabo la 4 Transformación.

Y para ejemplo basta citar los edificios que han sido construidos e inaugurados por la SEDATU vía su titular Román Meyer, como el mercado de Las Piñatas, Ciudad Juventud (donde de manera provisional se encuentra la Universidad para el Bienestar Benito Juárez, de parte del gobierno federal, en la cual se impartirá una licenciatura  relacionada al turismo, totalmente gratis y hasta con beca).

Así como el mejoramiento de algunos Centros de Desarrollo Comunitarios (CDC) todo eso forma parte del programa federal “Mí México late”, el cual pretende crear desarrollo social en lugares donde la diferencia de clases es muy marcada, tal como es el caso de Solidaridad.

El presidente López Obrador en su visita a Playa del Carmen, en febrero del año pasado, volvió a reiterar su compromiso de regularizar la tierra de la colonia Colosio, para darles certeza jurídica, títulos a sus habitantes, ya que una desarrolladora privada: Derimaya (conocida por sus fraudes y evasión fiscal), pretende privatizar todo, donde por cierto, la diputada panista Lilly Campos es su apoderada legal (y quiere ser presidenta municipal por el PAN), y Cristina Torres es su asesora jurídica y Consejera, ya gobernó Solidaridad por el PAN y ahora intenta hacerlo descaradamente por Morena. Ella está formada en el PRI.

Es así como la Derecha hipócrita quiere despojar de sus hogares a los solidarenses. López Obrador se comprometió a resolver eso, desde su campaña, y lo cumplirá.

El gobierno de Laura Beristain no se ha endeudado, a diferencia de los alcades anteriores del PRIAN. Por cierto, la culpable de los parquímetros y el deficiente servicio de basura es Cristina Torres cuando fue alcaldesa.

El actual gobierno de Solidaridad es el único que cuenta con Centros de Salud gratuitos para la población, garantizando así el derecho universal a la salud que propusieron Morena y el Presidente, lo cual ya es ley.

Aunado a eso, en Puerto Aventuras existe un centro de rehabilitación abierto al público.

Laura Beristain es de Izquierda, y ha sido compañera de lucha de López Obrador desde los 90 junto con su familia, no es ninguna improvisada ni arribista, ya que ahora de la noche a la mañana varias mujeres y hombres pretenden ser de Izquierda pero vienen de la Derecha.

También ser de Izquierda es apoyar a la diversidad sexual, y en el gobierno de Solidaridad se atiende a esa población. Laura enarbola esa bandera de lucha junto con su pareja Karla Robles, quien ha desempeñado un gran trabajo al frente del DIF.

Los ataques que sufren en las redes sociales, ciertamente deben ser en parte por el descontento del ciudadano, pero también existe una campaña coordinada de bots en contra de Laura Beristain.

Desde que inició su gobierno, ha sido atacada con páginas de Facebook que replican la información falsa, sólo copian y pegan, sin ningún análisis, pretenden denostar e infundir confusión entre la población, culpando a Laura de todo lo que sucede, cuando hay cosas que no son de su atribución.

Ese tipo de campañas debido a su nivel de videos editados, de publicidad pagada, y del tipo de información y datos que se manejan, evidentemente son financiados por empresarios y el gobierno panista, así como de sus diputados, utilizando los impuestos de la gente, en la guerra sucia. Las páginas de Facebook son improvisadas, no hay periodismo real que haga análisis veraz, salvo contadas excepciones, un ejército de bots opera bajo las órdenes de la Derecha desesperada porque está perdiendo sus privilegios.

De manera de crítica constructiva, los directores de comunicación social que ha tenido la presidenta, no supieron contrarrestar la guerra sucia en contra de la alcaldesa, bajo el argumento de no pelearse, casi nunca contestaron de manera puntual a los infundios de la Derecha, y de los reclamos francos de los ciudadanos. Esperemos que ahora en adelante, todo mejore.

Hoy más que nunca, todos debemos estar unidos, los diferentes grupos y corrientes de Izquierda, en Solidaridad,  en todo Quintana Roo y en el país, tal y como lo ha pregonado el Diputado Gerardo Fernández Noroña , porque la Derecha viene con todo, no va permitir que le arrebaten sus privilegios.

Tratará de apoderarse del gobierno en Playa del Carmen, ya sea con candidatos del PRIAN o con alguna infiltrada en Morena, porque los Conservadores así son de descarados.

Por tal motivo, Morena y el PT deben lanzar a sus mejores cuadros de Izquierda, los más preparados ideológica, intelectual, y académicamente, para que no traicionen, no se trata de poner al que tenga más votos, sino al más comprometido con la 4T.

Recordemos que el enemigo está enfrente, con la alianza maldita del PRIANRD y no entre nosotros (salvo los sectarios). Nos encontramos en un momento histórico donde nuestro respaldo al Presidente López Obrador y a la 4T debe ser crucial, sin improvisaciones y sin vacilaciones.

Hace muchos años la actriz y ahora Senadora Jesusa Rodríguez, (de la diversidad sexual) expresó en un mitin de López Obrador: “Nos tienen miedo porque no tenemos miedo”, y así es, estamos más que listos para defender los principios de la Izquierda y los ideales de Morena.

Continue Reading

Uncategorized

México supera el millón y medio de casos de COVID-19; y las 132 mil muertes

Published

on

By

La Secretaría de Salud informó que en México hasta este viernes se confirmaron un millón 507 mil 931 casos totales y 132 mil 69 defunciones totales por COVID-19.

Continue Reading

Trending